Cómo posicionar adecuadamente un ventilador en casa

Ahora que llega el calor, todos nos acordamos de sacar nuestro ventilador del altillo. Pero el ventilador no sólo nos puede ayudar en verano sino también en invierno a expandir mejor el aire caliente de la estufa.

Aquí os dejamos un pequeño tutorial de cómo posicionar el ventilador para un mejor rendimiento en distintas situaciones:

section01

Facilitar la salida de aire caliente

Abra la puerta de la habitación y coloque el ventilador para que quede frente a una ventana abierta. La presión negativa ayuda a hacer circular el aire caliente e introducir aire fresco desde el exterior.

*Eficaz en momentos en que el aire exterior es más frío que en el interior.

section02

Usar en conjunto con un aparato de aire acondicionado

Cuando se usa aire acondicionado, el aire frío tiende a concentrarse hacia la superficie del suelo. Coloque el ventilador en un ángulo de 45 grados hacia el centro de la habitación, a lo largo de la esquina de la misma pared donde se encuentra el aparatado de aire acondicionado. Esto ayuda a aumentar la eficiencia energética mediante el fortalecimiento de la circulación de aire y la difusión de aire fresco a cada rincón de la habitación.

section05

Usar en conjunto con un calentador (estufa o aire acondicionado caliente)

Al usar el calentador, el aire caliente tiende a concentrarse hacia el techo, causando una distribución de aire desigual y desperdicio de energía. Coloque el ventilador en diagonal frente al calentador e inclinándolo en un ángulo de 45 grados. Esto ayuda a elevar la eficiencia energética al fortalecer la circulación de aire y equilibrar el calor desigual en la habitación.

section03

Mejorando la circulación de aire

Coloque el ventilador en la distancia lineal más larga de su habitación. Utiliza la distancia de flujo de aire más larga en interiores para maximizar la ventilación, lo que reduce la humedad y refresca el aire.

section04

Para una buena noche de sueño

Coloque el ventilador delante de su cama y colóquelo en un ángulo paralelo al suelo. Esto permite que el aire fluya debajo de la cama y hacia el techo, lo que proporciona un efecto de enfriamiento y evita que el viento sople directamente hacia su cuerpo.