The Impossible Burger

La semana tuve la oportunidad de ir a Estados Unidos para la boda de un familiar. Las montañas y colinas de California estaban extraordinariamente verdes, debido a la abundante lluvia de este año (normalmente el estado de California sufre de sequía). Pasear por las colinas me recordaba los paisajes de Colombia o Suiza.

Entre los sitios que visitamos, como buen geek informáticos, estuve por la zona de  San Francisco, visitando las oficinas de Google (GooglePlex) cerca de Palo Alto — avisaros que no hay mucho que ver, más que las curiosas bicicleta para los trabajadores pintadas con los colores de google–. Para cenar, acabé en Wahlburgers y como vegetariano que soy, escogí la hamburguesa vegetariana: The impossible burger!

Al recibirla y tomar el primer bocado, me sorprendió la textura y saber ahumado. Centré mi vista en la hamburguesa, y el centro se veía rojo… como poco hecho. Fue entonces cuando constaté que esa no era una hamburguesa vegetariana y llamé a la camarera para reclamar.

Al llegar la camarera y comprobar la mercancía, me confirmó que sí era vegetariana! La empresa que la desarrolla (entonces no sabía que era una empresa externa que hacía estas hamburguesas para diversas cadenas) había estado trabajando en simular la textura, sabor y experiencia de una hamburguesa de carne -pero hecha sólo con vegetales- durante 6 meses!

Hace poco me sorprendió leer en las noticias que ahora Burger King de Estados Unidos también ha incluído esta hamburguesa en su menú. Parece que esta empresa ha dado en el clavo con un nicho de mercado: el de los carnívoros que buscan una opción más saludable de hamburguesa, sin renunciar a su sabor.

La verdad es que, como vegetariano de nacimiento, no me hizo especial gracia que se pareciera tanto a la hamburguesa real. Pero me alegra por la gente que es carnívora, que se creen nuevos productos para mejorar su hábitos.